• En el Día Internacional de la No Violencia

El 2 de octubre se conmemora el Día Internacional de la No violencia, indicado así por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en honor al nacimiento de Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía y la estrategia de la no violencia.

En el ámbito de la salud, el Dr. Daniel Martínez, enfermero especialista en salud mental, menciona que en el país y en el mundo, cada día son más las causas de mortalidad y morbilidad relacionadas a la violencia, lo que genera que las necesidades de atención aumenten cada vez más.

“Es necesario que se conmemore este día, para que se recuerde que hay posturas en contra de los actos y conductas violentas que afectan a la población” recalcó el especialista.

Aunque es común pensar que la violencia se genera mayormente en contra de las mujeres, el profesional asegura que no se puede afirmar a ciencia cierta, ni tener un dato que respalde lo anterior, pese a que se visualiza más, hay un sin número de casos donde también se presenta violencia en niños, niñas, adolescentes, hombres y personas adultas mayores.

Existen diferentes tipos de violencia, por ejemplo: Física, emocional, sexual, psicológica y hasta económica, sin embargo, como lo indica Martínez, vivimos en un sistema donde se le da mayor importancia a la física, pues casi todos los servicios de atención en salud están especializados en atender estas lesiones, pero se debe prestar más atención a los diferentes tipos y cuáles son las necesidades de cada uno.

“Enfermería necesita crear sus propios planes para disminuir los actos y conductas violentas, pero también programas para atender tanto a quien promueve la violencia como quien la recibe, debemos identificar los casos, cuáles son las poblaciones más vulnerables, revisar antecedentes de violencia en familias, en parejas, o si se da por consumo de sustancias como el alcohol y drogas, para así identificar de donde puede originarse el acto violento” apuntó el experto.

También resaltó la importancia del enfermero en estos casos, pero señaló que lo primordial es trabajar en conjunto entre disciplinas, no solo atender la parte física, sino también la  espiritual y la emocional y trabajar de la mano para el bienestar de las personas para disminuir la violencia.

“Mi mensaje en este día, tiene que ponernos a reflexionar a los profesionales de la salud acerca de cómo estamos haciendo y previniendo para que no se den casos de violencia, pero en general, es de todos como podemos generar una red de apoyo para disminuir la violencia” concluyó.