En el Día Internacional de la Partería, Colegio de Enfermeras de Costa Rica previene sobre peligro de partos guiados por “Doulas”

 

·         Prácticas no profesionales ponen en peligro la salud de la madre y del niño, aseguran representantes de enfermería.

·         Después de dos siglos, resultados de la profesionalización de la enfermería obstétrica, se visualizan en la atención familiar de la población costarricense.

 

Este 5 de mayo, se celebra el día Internacional de la partería. En Costa Rica esta figura recae en  la enfermería obstétrica, por lo cual, el Colegio de Enfermera, celebra la trayectoria y los alcances obtenidos en el país, gracias a los aportes en la salud de las mujeres y sus recién nacidos, gracias a estas profesionales de  la enfermería.

Sin embargo, la organización alerta a la población sobre nuevas tendencias de partos guiados por “Doulas” o parteras en el hogar,   que ponen en peligro la vida de las mujeres y sus hijos, además de que significa un retroceso en la atención de la obstétrica en el país, la cual a nivel mundial goza de reconocimiento por sus logros en salud materno-infantil.

Según la presidenta del Colegio de Enfermeras de Costa Rica (CECR), Ligia Ramírez,  los logros obtenidos en el país por la profesionalización de la enfermería obstétrica, se han hecho evidentes ,mediante acciones concretas de promoción de la salud, pero más en la reducción de la mortalidad materno infantil, gracias al cuidado y vigilancia calificada de la gestación del parto, la  constante revisión de las mejores prácticas basadas en la evidencia científica.

Es por este motivo que el Colegio de Enfermeras alerta a la población de la importancia de corroborar solicitando la licencia emitida por la organización, la cual debe estar al día por cualquier persona que se diga enfermera obstétrica y que brinde servicios para el control prenatal, atención del parto, recién nacido y periodo del pos parto.

“La nueva tendencia de las “Doulas” o parteras, muchas de ellas no profesionales ni autorizadas en el país por un colegio profesional  para ejercer la partería profesional y ante la necesidad de las mujeres de recuperar lo íntimo y familiar del nacimiento de sus hijos,  ofrecen nuevos ambientes y trato personalizado, pero en realidad lo que están ofreciendo es un gran riesgo que ninguna madre desea asumir para su hijo o hija, además de que representan un retroceso en la atención de la salud del país, pues se violan todos los protocolos de vigilancia del parto,  necesarios para evitar consecuencias  graves. Sumado a esto el país no cuenta con una infraestructura vial que garantice el traslado expedito en caso de una emergencia obstétrica”, agregó Ramírez.

Por su parte, la enfermera obstetra e integrante del Comité de Salud de la Mujer del Colegio de Enfermeras de Costa Rica, Griselda Ugalde, comentó acerca de los logros obtenidos en Costa Rica, gracias a los servicios que brinda la enfermería obstétrica, muchos de ellos desconocidos por la población.

“Es una alegría estar celebrando casi dos siglos de la atención de la enfermería obstetra con el pueblo costarricense, cuyo afán ha sido brindar una atención de calidad y calidez en diferentes momentos de la vida de la mujer, tales como el embarazo, el parto, planificación familiar y lactancia materna, promoviendo hospitales amigos de niñas y niños con una óptima salud materno infantil. Sentimos un gran orgullo en la lucha por el acompañamiento a la mujer en programas educativos para la maternidad y paternidad segura y la reducción de embarazo en la adolescencia y protección a ese grupo”, afirmó Ugalde.

En cuanto a la atención profesional hospitalaria, la representante del Comité de la Mujer, afirmó que es necesario impulsar el empoderamiento de las mujeres, el reconocimiento de la autonomía sobre su cuerpo y la eliminación de prácticas invasivas e innecesarias, que rescaten la atención del parto natural, la libre deambulación y posición, y todas aquellas intervenciones que garanticen un  ambiente de confort y de respeto. “Proponemos al país servicios de salud reproductiva basados en los derechos reproductivos con la inclusión de la atención en salud reproductiva a los hombres, para la ruptura del mito que solo comprende a las mujeres” agregó Ugalde.

 

Sobre la historia de la enfermería obstétrica en el país

Desde 1899 la participación de enfermería obstétrica en el país, ha sido importante para  el logro del descenso de la morbimortalidad materno infantil cuando se creó la escuela de obstetricia.

A partir de ahí, su intervención en la atención de partos en el hogar en áreas rurales, en el Hospital San Juan de Dios y Maternidad Carit, produjo un cambio notorio. Con educación sanitaria, se logró un incremento en los partos hospitalarios y menos en el hogar; donde siempre ha tenido a su cargo enfermería obstétrica la atención de la mayoría de los partos.

En 1912 el Dr. Adolfo Carit Eva al donar la propiedad donde se estableció la Maternidad Carit, expresó su deseo de que sirviera también para la formación de enfermeras obstétricas. En 1934 el Dr. Solón Núñez creo la primera Unidad Sanitaria en Turrialba, luego seguirían más en las cabeceras de cantón. Estos  centros de salud tenían el propósito de impartir consulta prenatal, posnatal y niño sano, con seguimiento en el hogar. Algunos de esos centros tenían  adjunto una maternidad que estaba a cargo  las 24 horas de día de una enfermera obstétrica, ampliando su rol en la década de 1970 cuando asumió la consulta de planificación familiar.

Según la enfermera obstetra y coordinadora del Comité de la Salud de la Mujer del CECR, Miriam Esquivel, la participación de la enfermería obstétrica en el primer nivel de atención sería de gran valor si nuevamente se le incluyera en el equipo de salud que imparte consulta prenatal, planificación familiar y consulta preconcepcional, pues su experiencia a lo largo de 117 años demuestra su importancia.

Desde 1975 el Comité Salud de la Mujer y Perinatología del Colegio de Enfermeras de Costa Rica, vela por la atención que brindan los profesionales en enfermería ginecobstétrica y perinatal del país.

Si desea más información o contactar una entrevista, por favor comunicarse con la periodista Maricela Murillo al 8995-1500 o a través del correo Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.