Colegio de Enfermeras de Costa Rica hace llamado a la población para que vigilen y fiscalicen Centros de larga estancia de adultos mayores

  • Profesionales de enfermería deben estar presentes en los tres turnos de cuidado de la salud de los adultos mayores.
  • CECR hace llamado a AGECO y al CONAPAM a unirse para lograr una mayor profesionalización del servicio que se le brinda a los adultos mayores en estos centros.

El Colegio de Enfermeras de Costa Rica (CECR) hace un llamado a la población sobre la necesidad de brindar un cuidado más especializado y profesional  en los centros de larga estancia de adultos mayores, los cuales requieren de una supervisión constante, científica y oportuna para evitar situaciones que lleven a un riesgo de su vida, por complicaciones en sus padecimientos de salud o las interacciones de los múltiples medicamentos que reciben diariamente, así como un descuido en la atención de los servicios básicos de estas personas.

 Para ello es importante y primordial que estos centros cuenten con los servicios en los tres turnos de atención, de un profesional de enfermería, quien es la persona más adecuada para llevar un control, asistencia y cuidado profesional de esta población.

 “Desde el Colegio de Enfermeras de Costa Rica repudiamos todo acto de violencia en contra de la población adulta mayor, ya sea intencional o por negligencia de aquellas personas, que sin una correcta formación, incurren en actos que van en detrimento de la salud de estas personas vulnerables”, afirmó María Griselda Ugalde, presidenta del CECR. 

 Según la presidenta, los familiares deben estar vigilantes y fiscalizar a quienes son las personas que cuidan de su adulto mayor, pues muchos centros contratan personas no capacitadas que salen de institutos no autorizados para atención de esta población.

 De igual forma, Ugalde hizo un llamado a la Asociación Gerontológica Costarricense (AGECO) y al Consejo Nacional de la Personal Adulta Mayor (CONAPAM) a unirse junto al Colegio de Enfermeras de Costa Rica, en la lucha por buscar una profesionalización de estos centros.

 En Costa Rica, 3634 personas adultas mayores son atendidas en hogares de larga estancia, cifra que según el I Informe de Situación de la Persona Adulta Mayor irá en aumento en los próximos años, ante la disminución de la tasa de natalidad y el bajo nivel de reemplazo poblacional.